Entrevista a José Campa CEO de Towerbank

Banca Digital Clients Transformación digital
Infocorp Lectura de 5 min.

FotoCampa2

José Campa estudió psicología pero al poco tiempo se dio cuenta que su pasión era el mundo empresarial. Tras ser gerente general para Latinoamérica de una empresa de tecnología, le ofrecieron el cargo de subgerente de TowerBank y aunque al comienzo dudó sobre su capacidad para asumir esta responsabilidad, hace un tiempo se ha convertido en CEO de este banco pujante con sede en Panamá.

Hoy está liderando la transformación del banco en todos los sentidos: servicio, comunicación y cultura interna, con los desafíos y satisfacciones que eso conlleva. Su tiempo libre lo dedica, entre otras cosas, a la lectura y a su huerta orgánica.


 

IC: ¿Cómo fueron tus primeros años en Towerbank?

Fue una gran sorpresa. Tenía una visión de la banca como algo muy aburrido, muy operativo, y al contrario, es un negocio sumamente complejo donde tienes que desarrollar habilidades para tomar decisiones en inversiones, manejar riesgo de crédito, riesgo operativo, manejar la imagen del banco, el marketing.

Tienes que tener una visión muy amplia, y entender que tu objetivo primordial es crear las condiciones para que la institución pueda desarrollarse y evolucionar en forma continua. Me ayudó mucho venir del mundo corporativo, aunque hay una gran diferencia.

En una empresa tú estás poniendo en juego el capital de los accionistas, en un banco tú tienes que entender rápidamente que estás poniendo en juego el capital de los clientes y tienes una responsabilidad mayor. Asumí como gerente general en 2004 y llevo 17 espectaculares años aquí.

IC: ¿Cuáles dirías que son los cambios más importantes de la banca en los  últimos años?

J.C: La verdad es que la banca no ha cambiado lo que debería cambiar, por lo menos en un país como el nuestro donde todavía no hay el ambiente regulatorio adecuado y estamos anclados en el pasado en algunos aspectos.

De todos modos Panamá tiene un alto nivel de bancarización en lo que son las zonas urbanas, que es donde está el 70% de la economía. Fuera de ahí la bancarización es baja. Hoy todos los banqueros tenemos un sentido de urgencia, sabes que uno tiende a sobreestimar el impacto tecnológico en el corto plazo y a subestimarlo en el largo plazo.

Definitivamente la transformación y la disrupción del modelo de negocio es patente y evidente, pero pienso que todavía estamos en esa fase de qué se entiende que la digitalización es un fin, cuando es un medio, es una tecnología que usas para algo.

Lo cierto es que se avecinan aún más cambios, si no estamos preparados para ellos  vamos a ser irrelevantes. Hoy más que design thinking lo que necesitas es future thinking. Y es algo que estamos aprendiendo a hacer.

IC: ¿Cómo considerarías que está Towerbank en su estado de transformación digital respecto a otras instituciones?

Te diría que estamos en un nivel medio, intentando optimizar todas las integraciones para que los procesos sean cada vez más automatizados sin intervención humana.

Es muy bonito decir en tu misión “ser innovador” pero de decirlo a hacerlo va un trecho enorme, de incluso, enseñar a pensar a la gente. El futuro no se puede predecir, pero si puedes anticipar escenarios y soñar en ellos y encontrar ideas que son las que van a funcionar en el futuro.

Picture1

 

"No puedes estar pensando en el hoy, también tienes que enseñar a la gente a pensar estratégicamente, a resolver problemas, a pensar en cómo diseñar experiencias".

IC: ¿Cómo están trabajando en este pensamiento de futuro?

J.C.: Creamos una mesa que le llamamos “transformación del negocio” donde tenemos a gente trabajando con datos para capturar información del cliente de diferentes fuentes, analizar, etc. En este grupo cada departamento tiene que prestar una persona por un mes para trabajar y empezar a crear esta cultura, dejar de ser banqueros y entender más a las personas.

IC.: ¿Qué tan relevante sentís que es para Towerbank diferenciarse de los demás bancos?

JC: francamente yo creo que en el caso de la banca, uno tiene que tener mucho cuidado en los esfuerzos de diferenciación que hagas porque hoy el servicio del banco es percibido como un commodity donde el valor, o el criterio de valor más importante es el precio. Si voy a hacer un depósito quiero estar con el banco que me paga más por mi depósito y si voy a tomarte un crédito quiero estar con el banco que me da la mejor tasa, si tú te pones a decir “ no bueno ahora vamos a tener un banco más bonito y vamos a tener tal aplicación y esto otro” al final yo creo que eso no es lo que atrae al cliente, porque unos más lentos otros más rápidos todos están haciendo lo mismo.

Creo que el punto está en identificar: ¿Qué necesita este grupo de clientes que nadie está atendiendo? Una de las razones por las cuales compramos IC banking de Infocorp, la nueva versión es que tienen claramente muy bien desarrollado el e-banking para empresas comparado a otros que están más enfocados en consumidor final.

Nosotros por ejemplo estamos muy preocupados por atender a los emprendedores. La política de crédito número uno en los bancos es “la empresa debe tener 3 años de operaciones”, ahí ya mataste de entrada cualquier emprendedor y eso tiene que cambiar.

Nosotros estamos creando una incubadora, una aceleradora y esta es la estrategia por donde queremos empezar. Vamos a apoyarlos con conocimientos legales, cómo sacar una empresa, cómo conseguir permisos, etc.

IC: Y hoy ¿Por qué sentís que los clientes eligen Towerbank?

J.C: En Towerbank, quizás de las fortalezas principales que tiene nuestra cultura es el servicio personalizado, es un banco con mucha reputación, pero curiosamente hablando de marca es un banco percibido como exclusivista, exclusivo al punto de que no se si ese banco quiere trabajar conmigo.

Como hemos sido un banco corporativo y recién en 2005 empezamos a adentrar en la banca de personas, somos recientes. Pero ¿cómo competimos? En conocimiento y en tiempo de respuesta, entonces ahí es como logramos establecer relaciones muy duraderas, tenemos clientes en América latina desde hace 15 años, 16 años 17 años y ese es nuestro fuerte.

IC: ¿Cuál crees que han sido los mayores aprendizajes en este año o dos que empezaron a acelerar este proceso de transformación digital?

J.C: El primero es darte cuenta que no sabes nada, y eso es muy importante, segundo que tienes que aprender y vivir las experiencias para poder diferenciar y distinguir las posibles alternativas que tienes porque todos, están hablando de algo que uno no conoce a fondo.

Te pueden vender cualquier cosa y te das cuenta que lo que compraste fue un monstruo tres años después. Encuentras mucha gente que te compran un módulo de acá, un módulo de allá, te lo montan o licencian y ellos no han hecho nada, lo único que han hecho es empaquetarte algo. Nosotros estamos muy conformes con la elección de Infocorp.

Lo otro es que es fácil digitalizar pero es difícil monetizar estos productos y servicios, y al menos yo te hablo como yo me siento, de una manera muy subjetiva.Por otro lado, si bien los algoritmos son importantes, trato de no olvidar nunca el factor humano, la empatía, la creatividad, los principios.

 IC: Para cerrar contanos qué libro te gustaría recomendar. Ese que dices: “cualquier persona que trabaje en un banco debería leer”.

J.C: Te voy a decir el que estoy leyendo ahora que se llama “Ministry of the future”, Ministerio del futuro, es un mundo en 20 años donde estamos en plena crisis del calentamiento global y presenta de manera novelesca, combina la novela con un ensayo filosófico y técnico, es sumamente interesante, me tiene absorbido y lo recomiendo infinitamente, creo que es un gran libro.

                    Lea The Ministry For The Future en línea

Y el otro libro que estoy leyendo  es de Historia , es un libro post segunda guerra mundial y el orden mundial que se creó, de Eric Hobsbawm

IC: ¿Tenés otros hobbies sin ser la lectura?

J.C. Sí! Mi finca certificada orgánica donde los fines de semana me pongo a hacer de todo, a diseñar biones, me divierto mucho, a mi hijo le gusta ir, a mis padres también, es casi un proyecto familiar y el otro hobbie, el deportivo es la vela, tengo un velero y me gusta los fines de semana que no estoy en la finca salir a navegar en el velero.

 

Infocorp News
Infocorp News