El futuro de tu banco está  en la nube pero: ¿de qué forma?

Banca Digital Innovación Cloud

 

Infocorp Lectura de 4 min.

Para 2024 el 40% de los bancos habrá iniciado su proceso de migración a la nube*

La principal motivación de muchas organizaciones para estar en la nube era reducir los costos de su operativa, en la actualidad se trata de la generación de ingresos.

De acuerdo con una encuesta realizada por la consultora Capco a líderes de organizaciones de servicios financieros las dos razones para que un banco esté en la nube son: obtener mayores ingresos y tener una mayor rentabilidad futura (52 %).

Pero ¿qué es estar en la nube o por qué le conviene a un banco migrar?

La realidad es que las ventajas son muchas. Comenzaré por enumerarlas para luego hablarte de las alternativas que existen.

1.Flexibilidad.
Básicamente, se trata de ser más flexibles de lo que permite la infraestructura física. Y además, no tener que disponer de un equipo interno dedicado al mantenimiento de la misma.

Y unido a la flexibilidad, se encuentra el crecimiento.

Por ejemplo, si quisieras que la operación de tu banco creciera un 50% y este funcionara en la nube, en cualquiera de los modelos disponibles, solo tendrías que pagar más y al día siguiente contarías con lo necesario para alcanzar tu objetivo.

Pero si la operación de tu banco funciona bajo la modalidad On-Premise, es decir, que utiliza su propia infraestructura informática, antes que nada necesitarías adquirir más servidores para aumentar tu nivel de operación.

Por supuesto, tendrías que tomar en cuenta que en la actualidad se padece de una escasez de contenedores y de un retraso de los barcos, por lo que conseguir los servidores puede tomar meses, a lo que habría que añadir el tiempo requerido para generar una solución a partir de la nueva infraestructura.

Además, la nube es elástica por lo que durante picos de demanda un banco puede garantizar el buen desempeño de su servicio, al éste no estar limitado por la infraestructura física.

2.Reducción drástica de costos.
No tienes que incurrir en un gran costo inicial en infraestructura: hardware y software, sino en un modesto costo operativo continuo que además puede ajustarse según picos de demanda. La reducción de costos se refiere tanto al hardware como al personal dedicado a mantenerlo.

3.Robustez del negocio y seguridad.
Dado que el proveedor es el responsable de que el servicio se ofrezca sin interrupciones, tu banco garantiza que contará con una mayor protección de sus datos y soluciones más rápidas para las fallas y errores a un costo menor. Además, este tipo de soluciones continuamente actualizan sus parámetros de seguridad para prevenir ciberataques.

4.Foco en el negocio.
Como tu banco puede trasladar a la nube servicios no críticos, puede dedicarse al core del negocio: los servicios financieros.

5.Cuidado del medioambiente.
El uso de la computación en la nube hace que se reduzca el consumo de energía y, por supuesto, disminuya la huella de carbono.

Cómo adoptar el cloud computing

Existen 3 modalidades para que un banco esté en la nube y que, en cierta forma, también pueden considerarse etapas del proceso de virtualización.

 1 - IaaS (Infrastructure as a Service).

Probablemente sea la manera más sencilla y rápida de virtualizar la infraestructura On-Premise de un banco. Esta modalidad permite que un banco emplee el almacenamiento en la nube sin necesidad de adquirir, administrar y mantener la infraestructura virtual.

Esto significa que el banco, u otro proveedor, administra el sistema operativo, los datos, las aplicaciones, el middleware y los tiempos de ejecución. Microsoft Azure y Amazon Web Service (AWS) son los servicios más utilizados para implementar la modalidad IaaS.

Básicamente se traslada el software que se utiliza en la actualidad, para que opere en la nube.

2 - PaaS (Platform as a Service).
Es un paso más adelante en la virtualización de la infraestructura de un banco.

Bajo esta modalidad el banco aprovecha las herramientas de desarrollo e implementación para generar y ejecutar sus propias aplicaciones, pero sin diseñar ni mantener la infraestructura.

No cuenta sólo con el espacio virtual, sino también con el uso de ciertas plataformas.

3 -SaaS (Software as a Service).

Bajo esta modalidad no se paga por la infraestructura sino por el uso del servicio, la tecnología que permite transaccionar a los usuarios.

Decidir pasar al modelo SaaS no depende exclusivamente de consideraciones técnicas sino, más bien, comerciales, pues operar bajo este modelo tiene que ver con decidir qué tipo de relación quiere mantener tu banco con su proveedor.

Ahora bien, es importante que sepas que un banco puede optar por un SaaS multi-tenant (multiusuario) o un SaaS single-tenant (privado o de un solo usuario).

¿Cuál es la diferencia? Que en el caso del SaaS multi-usuario, son varios los bancos o financieras que estarán utilizando la misma plataforma, por lo que diferenciarse es casi imposible.

Se compartirán funcionalidades con todos los demás bancos que utilizan ese sistema.

¿Y entonces?

 

SaaS privada: La forma en que Infocorp ayuda a las bancos a evolucionar tecnológicamente pero manteniendo su estrategia de branding y comercial.

En el caso de que tu banco contrate un SaaS multi-tenant la personalización no es posible ya que todos los clientes del servicio se encuentran bajo la misma instalación y, por lo tanto, todos acceden a las mismas funciones y características.

 

Es decir, tu branding se ve comprometido ya que no puedes hacer ajustes que sirvan para que el banco se diferencie de la competencia.

 

En el caso de un Saas single-tenant, o Saas privada, como el que brindamos en Infocorp, hay una implementación específica para un cliente específico, por lo que es absolutamente personalizable según las necesidades de cada banco.

 

En el SaaS privado hay beneficios que obtiene el banco y que, posteriormente, se trasladan o son disfrutados por los usuarios. Por ejemplo, las actualizaciones del software pueden realizarse de forma automatizada, como la actualización de una versión de un SQL o de una máquina virtual, sin que sea necesario interrumpir el servicio para el usuario, como sucede con la modalidad On-Premise.

Con un SaaS privado en Infocorp nos encargamos tanto de la infraestructura como de la administración del servicio.

 

En Infocorp ya estamos preparados para acompañarte cualquiera sea la opción que escojas para tu banco, ofreciendo tanto la posibilidad de emplear la infraestructura en la nube contratada a un tercero como realizar la migración e implementación directamente. Conversemos, y vayamos a la nube juntos.

Ing.Darío Copette
Ing.Darío Copette
Chief Technology Officer - Executive Program Manager